Estrategia de Tragaperras

Estrategia de Tragaperras




Las máquinas tragaperras funcionan única y exclusivamente en base a números y estadísticas, siendo imposible variarlos. A continuación vamos a analizar algunos trucos que muchos jugadores siguen creyendo que están aumentando sus probabilidades de ganar aunque no sea cierto.

Fuerza y duración de la tirada

Muchos jugadores de máquinas tragaperras piensan que es posible modificar el resultado de la tirada dependiendo de la fuerza o del tiempo que se presione el botón o la palanca.

En las primeras máquinas, la cantidad de vueltas que daban los rodillos sí que dependía de alguno de estos factores, pero aun así nadie podía garantizar que el resultado fuese mejor debido al impulso dado en una tirada concreta.

En la actualidad, la máquina está configurada de forma electrónica y siguiendo un principio de aleatoriedad, por lo que no afecta en absoluto ni el tiempo ni la fuerza con la que se presione el botón de acción o con la que se tire de la palanca.

Número de monedas

Al igual que ocurre con la fuerza y la duración, no es posible modificar las probabilidades de que salga una determinada jugada con el juego de más monedas al mismo tiempo o por introducir más dinero junto para jugar.

Las máquinas tragaperras suelen ofrecer mayores premios a quienes jueguen partidas con más monedas, pero las probabilidades son las mismas se juegue una sola moneda o cinco a la vez.

Otro mito que muchos jugadores han aceptado como real es que si se echan muchas monedas antes de jugar, como la máquina está más “llena” ofrecerá premios con mucha mayor facilidad que si se introducen las monedas de una en una.

La máquina siempre está configurada para entregar el mismo porcentaje de premios a largo plazo y éste no cambiará por mucha magia que se intente hacer con las monedas.

Máquinas perdedoras

Desde que existen las tragaperras siempre se ha escuchado que determinadas máquinas entregan un porcentaje de pagos mayor al 100%, es decir, que dan más dinero del que se introduce en ellas.

Según el mito, estás máquinas solamente se pueden encontrar en zonas con muchas tragaperras juntas para que las luces y el sonido de las monedas atraiga a más jugadores a las que las rodean y que entregan menos premios.

¿Es verdad esta afirmación? Sí y no, todo dependiendo de la forma de entenderla. Si pensamos que existen máquinas que entregan el 100% del dinero que reciben, estamos muy equivocados.

Todas las tragaperras tienen un porcentaje de ganancias, en algunos casos será mayor y en otros menor, pero todas las máquinas de slots generan beneficios por pequeños que sean.

Si por el contrario comparas dos máquinas con diferentes porcentajes de premios, entonces sí se puede decir que una máquina es perdedora. Si una tragaperras entrega el 98% en premios y otra solo el 90%, la primera es denominada perdedora aunque en realidad no lo sea.

Tras haber confirmado que hay máquinas que entregan más dinero, hay que decir que el mito de que estas suelen estar cerca de las mesas de juego (en los casinos) o de las zonas más próximas a las máquinas de cambio es mentira.

También hay que tener en cuenta que las máquinas que mayor porcentaje de premios ofrecen son las que se encuentran en los casinos ya que todas aquellas que hay en bares, restaurantes y aeropuertos suelen tener un ratio de pago mucho menor.

Pequeños pagos Vs Grandes botes

Hay dos tipos de máquinas tragaperras, aquellas que ofrecen botes extraordinariamente altos y las que ofrecen muchos pagos pequeños.

Las más comunes son las que ofrecen Jackpots medios pero ofrecen más pagos, el problema para el jugador es que a pesar de ser afortunado y conseguir varios pagos, el beneficio obtenido en estas máquinas normalmente es ínfimo.

Por el contrario, las tragaperras con botes progresivos suelen acumular dinero para ofrecer un gran premio. Las oportunidades de conseguir un premio decente en estas máquinas son muy pequeñas, aunque si se tiene mucha suerte y se consigue el bote, se obtiene una gran cantidad de dinero.

Jugar en un tipo de máquina tragaperras o en otra no suele variar el porcentaje de pagos, de modo que no hay estrategia que influya en el resultado. Hay gente que prefiere ganar poco dinero más veces y quien elige tener la posibilidad de ganar un gran bote aunque sepa que es una posibilidad remota.

Vigila tu Presupuesto

En todos los juegos de casino la mejor estrategia que existe es conocer el presupuesto que se tiene y ajustarse a él para no llevarse ninguna sorpresa. Establece un límite tanto de ganancias como de pérdidas antes de comenzar a jugar a las tragaperras y cíñete a él.

Si llegas al límite de pérdidas establecido, la mejor opción es dejar de jugar para no arrepentirte en el futuro por haber gastado más de lo que te puedes permitir.

Si ha ocurrido lo contrario y has conseguido los beneficios esperados, también es conveniente dejar de jugar para terminar la partida de forma victoriosa. Si continúas jugando es muy probable que los beneficios desaparezcan..

El mejor consejo posible es no jugar demasiado tiempo a las tragaperras tanto si se está ganando dinero como si se está perdiendo.

Aprovéchate de los bonos y regalos de los casinos

Muchos Casinos físicos ofrecen bebidas gratuitas, snacks, comidas e incluso regalan un porcentaje del dinero que se ha gastado en el casino. Decidas o no aprovechar dichos regalos, tu suerte no variará, por lo que es recomendable disfrutar de ellos.

Los Casinos Online suelen ofrecer, en lugar de estos regalos, bonificaciones de bienvenida o de fidelidad a sus usuarios: dinero gratuito para el jugador. De esta forma, el dinero disponible para jugar en las tragaperras es mayor del que se gasta en realidad.

El consejo que podemos ofrecer es utilizar los bonos y regalos y, en caso de acabar gastar todos tus fondos, moverse a otro casino donde poder aprovecharse de nuevo de las ofertas para nuevos jugadores. Así se puede sacar el máximo rendimiento al dinero disponible para jugar online.

Sé reponsable cuando juegues

Si la única razón para jugar a las tragaperras es la de conseguir dinero y ganancias, quizá esa sea una estrategia equivocada. Como hemos comentado, el porcentaje de pagos de dichas máquinas nunca supera el 100% de forma que a largo plazo las posibilidades de conseguir beneficios son muy remotas.

La mejor opción es invertir en las tragaperras como si fuese una actividad de ocio, aceptando que se puede perder dinero. En caso de conseguir beneficios todo es perfecto, aunque no siempre podrá ser así.

Si te mantienes dentro de tu presupuesto y te has divertido jugando, entonces tu estrategia de tragaperras habrá sido la adecuada.