México prevé el cierre de 60 casinos ilegales

México prevé el cierre de 60 casinos ilegales

Publicado el 10/05/13 - por Amores, Esther

A la vez que el Gobierno de México estudia en el senado la modificación de la ley de juego, se anuncia el próximo cierre de hasta 60 casinos que operan de manera ilegal.

El Gobierno de México continúa la lucha contra los casinos ilegales. Y es que de momento, se cuentan hasta 60 casinos que operan ilegalmente en la República de México a pesar de que se han cerrado numerosos locales.

De hecho, en Coahuila se cerraron 20 casinos, en Nueva León fueron 10 los cerrados y en Chiapas, un total de cuatro, según un informe de la Asociación de Permisionarios Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juegos de Apuesta en México AC (Aieja).

Actualmente hay 349 establecimientos que operan en el país y el sector permitirá la apertura de hasta 50 nuevos casinos de forma legal.

La afluencia a los casinos es destacada. Ya que, según la Aieja, en 2012 los casinos tuvieron 2.2 millones de visitas, que suponen un crecimiento del 83% respecto al 2011. Las estimaciones para el presente año es que los casinos registrarán la cifra de 3 millones de visitas.

El presidente de la Aieja, Miguel Ángel Ochoa, comentó que después de los sucesos del Casino Royale de Monterrey, en 2010, donde murieron más de 50 persona a causa de un incendio provocado por un grupo armada, se había producido una importante disminución de la afluencia de jugadores a los casinos.

Según los datos arrojados, parece ser que el sector se ha vuelto a recuperar otorgando de nuevo confianza al jugador.

La nueva ley del juego

La actual ley del juego en México data de 1947, donde por razones obvias, no se contemplan las actividades en medios como Internet o la televisión.

Por esta misma, razón el Gobierno mexicano quiere actualizar la ley y evitar así el vacío legal existente que permite a muchas compañías nacionales e internacionales operar sin dar ninguna garantía al jugador.

Con la nueva ley, el juego online estará totalmente regulado, pero además se regulará también el juego físico.

De esta forma, se procederá al cierre de todas las casas de apuestas y casinos que no cumplan con todas las garantías de seguridad y carezcan de la licencia solicitada.

Las autoridades vigilarán la entrada de menores a las instalaciones de juego castigando a los empresarios hasta con nueve años de cárcel, para ello se le pedirá a los jugadores la confirmación de los datos personales.

Con la nueva ley, se quitarán las máquinas tragaperras de tiendas y centros no autorizados para evitar, entre otros objetivos, el acceso de menores de edad a estos juegos.

Finalmente, la ley también achacará los sorteos y concursos fraudulentos que están a la orden del día por la falta de una ley que lo evite.