Los dueños dicen que los casinos de México son seguros para el turismo

Los dueños dicen que los casinos de México son seguros para el turismo

Publicado el 15/05/15 - por Óscar F. Civieta

La delincuencia es un problema en algunas zonas de México. Los operadores de casinos le quitan miedo al turista y defienden que sus recintos son seguros.

Algunas regiones de México son consideradas como muy peligrosas por los altos índices de delincuencia que hay en sus calles. El narcotráfico, en la mayoría de los casos, es el culpable de la extrema violencia utilizada por ciertas bandas. La Eurocaravana 43 trata actualmente de abrir los ojos de Europa ante esta clase de actividades. Este tipo de noticias que salen de México pueden afectar negativamente a la llegada de turistas.

Es la razón por la que desde la Asociación de Permisionarios y Operadores de Entretenimiento y Juegos de Apuestas de México (Aieja) se han apresurado a decir que los casinos en este país son absolutamente seguros.

El 25 de agosto de 2011, 52 personas fueron asesinadas en el Casino Royale de Monterrey. Hace poco más de un mes se detuvo al presunto responsable, Óscar Omar Treviño Morales, el antaño líder de los Zetas, una de las bandas más sangrientas de las que operan en algunas regiones mexicanas.

Fue el presidente de Aieja, Miguel Ángel Ochoa, el que recordó esta desgraciado hecho para argumentar que, a partir de ese día, las medidas de seguridad en los casinos se “multiplicaron”. Esa fue una de las razones, pero la otra, que también deslizó Ochoa en sus declaraciones, fue la alerta que envío el Gobierno de Estados Unidos al prohibir a sus diplomáticos ir a casinos en Aguascalientes, Coahuila, Colima, Durango, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas.

Para acceder a las salas de juego, dijo Ochoa, es obligatorio pasar por diversos controles que detectan la presencia de armas. Además las puertas principales son blindadas. Tras la tragedia del Casino Royale, argumentó el presidente, se duplicó el número de puertas de emergencia, así como la cantidad de personas encargadas de la seguridad.

Sus palabras chocan de manera frontal con el informe realizado por Reforma, en Nuevo León, que aseguraba que los casinos de esa región suspendían en medidas de seguridad.

No obstante, Ochoa afirmó que en el sector de los casinos “no se ha dado ningún incidente que haya provocado la muerte o el secuestro de nadie”. Para él, la advertencia de Estados Unidos es “desproporcionada” porque la violencia que “se da en algunas regiones de México no ha de vincularse a los casinos”.

En México no hay casinos como en Las Vegas

México no es Las Vegas, dijo el presidente de Aieja. Aunque parece que está intentando parecerse. Esto indica, según Ochoa, que los turistas que arriban a este país no sean asiduos de las salas de juego. La gran mayoría de clientes, apuntó, son mexicanos; incluso en zonas eminentemente turísticas como Cancún o Los Cabos.

También se refirió a la situación general del sector en el país. A este respecto indicó que 2014 había sido “un año duro”, pero que tras las medidas tomadas por el Gobierno ya, prácticamente, “no hay ningún casino ilegal”.

En muy poco tiempo se aprobará una nueva, y muy necesaria, Ley Federal de Juegos con Apuestas y Sorteos de México.