Los casinos de Las Vegas prohíben las gafas de Google

Los casinos de Las Vegas prohíben las gafas de Google

Publicado el 17/05/13 - por Amores, Esther

MGM Resort y Caesars Palace ya han anunciado que prohibirán el uso de las Google Glass en sus instalaciones ya que no es legal hacer grabaciones en el interior.

La polémica con las nuevas gafas de realidad aumentada de Google, las Google Glass, está servida. Aún no están oficialmente en el mercado y ya son muchos los establecimientos que aseguran que las prohibirán.

Para algunos establecimientos como 5 Point Café, en Seatle, el uso de estas gafas viola la privacidad del resto de clientes ya que pueden ser grabados y fotografiados de manera muy discreta por el portador de estas gafas.

Este nuevo gadget de Google está suscitando la polémica del mismo modo que sucedió con la aparición de las cámaras de vídeo y fotografías en los dispositivos móviles. Pero, realmente, ¿se viola el derecho a la privacidad?

Para el casino MGM Resort estas gafas violan el derecho a la privacidad de los clientes así como cualquier otro aparato de grabación o captura de fotos que desde hace tiempo están totalmente prohibidos. Por eso, las gafas de Google no iban a ser una excepción.

De esta forma, representantes del MGM Resort comentaron que “el personal de seguridad pide individualmente a los clientes que no tomen fotos de la privacidad de otras personas en los casinos” añadiendo que “este nuevo producto no es nada nuevo en términos de oportunidades para nosotros ya que desde hace años existen cámaras pequeñas”.

Sin embargo, Caesars Palace va más lejos y recuerda que están prohibidas por la ley que rige en el estado de Nevada. De este modo, los representantes de este casino comentaron: “La regulación del juego de Nevada prohíbe el uso de ordenadores o equipos de grabación mientras se juega. Como resultado no podemos permitir a los jugadores que usen las Google Glass”.

Y es que las gafas de Google tienen un sistema de grabación así como de captura de imágenes muy sofisticado que no muestra ninguna señal sonoro o luminosa de que se haya activado. Por ello, que diferentes grupos estén debatiendo sobre su uso en lugares públicos ya que nadie podrá saber si está siendo fotografiado o grabado.