Latinoamérica y Asia sostienen las ventas de lotería en el mundo

Latinoamérica y Asia sostienen las ventas de lotería en el mundo

Publicado el 11/04/15 - por Óscar F. Civieta

En 2014 se vendió un 9,9% más de lotería que el año anterior. Las de América Latina y la región de Asia Pacífico fueron las que lideraron este crecimiento.

El juego no es solo casinos y bingos. Para los gobiernos hay mucho más. No en vano obtienen unos cuantiosos beneficios procedentes de la lotería. Quizás por ello los entes loteros son cuidados con cariño y delicadeza por los distintos ejecutivos. Y pueden estar contentos: la venta de loterías en el mundo creció un 9,9% en 2014. Por encima del 4,9% que aumentó hace dos años. Números que recuerdan a los de 2011, que fue la anualidad más productiva para la lotería.

Los parámetros suelen repetirse en los últimos tiempos: crecimiento sostenido y, siempre, liderado por Latinoamérica y Asia Pacífico.

Las loterías en América Latina aumentaron un 23,2%. De nuevo fue la Lotería Nacional Sociedad del Estado de Argentina la que firmó un mejor rendimiento (26,8% de subida). Se repite también la segunda posición, ocupada por la Caixa Econômica Federal de Brasil (18,5%).

Pero no todo son buenas noticias. Hubo otras en esta región que se mantuvieron estables, (Polla Chilena) o que, incluso, bajaron ligeramente sus ventas (Asistencia Pública de México).

La Lotería de Deportes de China encabeza el crecimiento en Asia Pacífico con un 16,7%. Se sitúa además como la tercera lotería más grande del mundo. Primera es otra del mismo país asiático, la Lotería de Bienestar de China. En el segundo puesto se halla la Lottomatica de Italia, antaño lideresa de esta clasificación.

Crecimiento del 5,1% en Europa y descenso de las loterías españolas

Aunque en el Viejo Continente también se cerraron las cuentas con cifras positivas, estas son bastante más livianas que las de las regiones comentadas anteriormente. En general, la venta de loterías en Europa creció un 5,1%.

Una vez más fueron las de Europa Central y Oriental las que tuvieron un mejor rendimiento: Szerencsejátek Zrt. de Hungría (24,8%) y SAZKA de la República Checa (15,2)%. Importantes aumentos que se asemejan a los de Sudamérica y Asia, pero que, sin embargo, se ven negativamente compensados por otras loterías, por ejemplo, las españolas.

En este país, a pesar del trato de favor desde las altas estancias, Loterías y Apuestas del Estado (LAE) sufrió un leve descenso en sus ventas. No debe ser algo que preocupe mucho en la Moncloa ya que el Gobierno de España recaudó 458,9 millones de euros en impuestos.

Muy destacable es el comportamiento de la OPAP griega que, con un 14,8%, vivió su sexto trimestre consecutivo de crecidas. La que fue la más grande del mundo (Lottomatica de Italia) y la Francaise des Jeux crecieron un 5% cada una.

Más bajo aún es el aumento en las loterías africanas. Un escaso 3,8%. La Nacional de Ghana con un 21% y La Marocaine des Jeux (11,9%) fueron las encargadas de salvar los muebles.

Pero donde las loterías están viviendo su peor momento es, curiosamente, en América del Norte. Allí el crecimiento fue absolutamente insignificante (0,4%). La que mejor funcionó fue la Lotería de California, y eso que sus cifras son bastante humildes, 6%. Una de las claves para estas cantidades tan preocupantes es que el Powerball perdió un 19% de las ventas.

Las cifras, hechas públicas por la World Lottery Association (WLA) reflejan que la media de aumento anual en el mundo, desde 2011, es del 8,3%. En palabras de los representantes de la organización, el hecho de que el negocio crezca, y de que, además, lo haga sobretodo en lugares en los que la economía está pasando malos momentos, “demuestra la implicación de los profesionales que trabajan en esta industria”.