Las tragaperras online y las apuestas cruzadas ya son legales en España

Las tragaperras online y las apuestas cruzadas ya son legales en España

Publicado el 22/08/14 - por Óscar F. Civieta

El pasado 25 de julio se publicó en el BOE la regulación de las tragaperras online. Para muchos, supone un agravio comparativo con la modalidad presencial.

 

Tras muchos meses de anuncios, polémicas y enfrentamientos entre representantes del sector, el pasado 25 de julio se oficializó finalmente, merced a su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), la regulación de las tragaperras online y de las apuestas cruzadas. Cumple así el gobierno con la decisión tomada en el Consejo de Políticas del Juego (CPJ) del pasado 19 de febrero.

La gestación de la orden ministerial que complementa la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, y que autoriza las conocidas como slots online, ha estado jalonada desde el primer momento por un gran número de voces discordantes. Representantes del juego offline la tildan de “inadecuada” y aseguran que se produce un agravio comparativo con la, para ellos, sobreregulada modalidad presencial. Las asociaciones que luchan contra la ludopatía ven en esta nueva normativa un monstruo que puede hacer crecer sobremanera los casos de esta enfermedad en España.

A pesar de todo, y aún a sabiendas de que gran parte del sector está en contra, el ejecutivo estatal ha pergeñado esta regulación, en aras, dicen, de “proteger a los participantes y del juego responsable”.

Principales características de la reglamentación de las tragamonedas online

Tragaperras EspañaLa orden ministerial consta de cuatro capítulos, 15 artículos y tres disposiciones finales. Uno de los aspectos más reseñables es la falta de límites en la cuantía de los premios. Aspecto que, según el Ministerio de Hacienda, “alinea” la legislación con las existentes en otros países como Dinamarca, Italia y Reino Unido.

Con el objetivo, apuntan en el text, de proteger a los participantes y, en especial, a los menores y a las personas dependientes; además de prevenir la ludopatía, se establecen en el articulado una serie de medidas como que sólo se podrán acumular botes progresivos, nunca garantizados, y que el participante deberá establecer, antes de comenzar, lo que durará su sesión de juego.

En lo que se refiere a las obligaciones del operador, éste tendrá que avisar periódicamente del tiempo de juego. A él le competerá también la responsabilidad de informar sobre los importes máximos y mínimos de cada partida, así como la cantidad jugada y los premios obtenidos. La explicación de las distintas combinaciones ganadoras, el saldo del juego y el movimiento del dinero serán otros de los datos que se le deberán proporcionar al jugador de forma habitual.

A favor y en contra de las tragaperras online

Sin duda alguna, la legalización de las tragaperras online supone un acicate de grandes dimensiones para el juego online. Puede que sea la bombona de aire que, desde hace tiempo, está reclamando un sector que, como otros muchos, rechaza, a duras penas, los envites de la crisis económica.

Tiempo también es lo que se precisa para comprobar si, como argumentan los operadores de casinos, bingos y salas de juegos presenciales, esta normativa acaba por darle la puntilla definitiva a la modalidad offline.