La unión offline y online protagoniza el Congreso de Castilla y León

La unión offline y online protagoniza el Congreso de Castilla y León

Publicado el 14/11/14 - por Óscar F. Civieta

La convergencia entre el juego presencial y en red, la fiscalidad del sector y la instalación de máquinas B en bares, los principales temas tratados en Burgos.

 

En los últimos tiempos cada evento del juego parecía monotemático. Los representantes del sector que a ellos acudían repetían sin cesar la perorata acerca del agravio comparativo entre el juego presencial y el online. Críticas a las nuevas regulaciones, al presunto trato de favor a la modalidad virtual y catastrofistas previsiones futuras para la variable física se sucedían en todas las mesas redondas. Se echaba de menos una vuelta de tuerca. Una mirada optimista al futuro y algo más de lógica para comprender que, por el bien del sector, ambas modalidades deben darse la mano. Parece que el cambio de chip llegó el XI Congreso de Juego de Castilla y León que se celebró los pasados 11 y 12 de noviembre en Burgos.

En el evento organizado por la Junta de Castilla y León, que contó con la presencia de más de 230 profesionales del sector, se vislumbró un aire renovado. Las críticas, quejas y lamentos dejaron paso al positivismo y a las oportunidades de negocio que puede generar la necesaria convergencia.

Impacto del juego online en el juego presencial en España

Es ese el título que se le dio a la tercera y última mesa redonda del congreso. Para el final, por tanto, se dejó el, quizá, tema más importante. Aunque, como luego se verá, estuvo presente, de una u otra forma, durante los dos días del evento.

Fue Eduardo Morales, director de Intelligent Gaming Company, el que abrió la veda. Apuntó que la modalidad en red ya representa el 9% del sector y que son varias las empresas online que estás adquiriendo otras presenciales para caminar juntas. Como ejemplo puso a William Hill, ya que el 45% de su EBITDA ya corresponde al mercado digital. Entró en la modalidad en red, dijo Morales, “sin haber perdido nada de ingresos en la presencial”.

Dejó claro su apoyo al juego online, afirmando sin ambages que “no canibaliza al presencial”. Lo que se necesita, en sus palabras, es que no haya impuestos coercitivos, que se entreguen licencias a operadores presenciales y que haya mayor permisibilidad en la publicidad.

Recreativos Franco es una de las empresas de juego presencial que ha solicitado una licencia para operar online, como anunció su vicepresidenta María José Gallardo. Esta se mostró convencida de que es necesario que ambas modalidades unan sus fuerzas, sin embargo, volvió a repetir que, “si el marco regulatorio no cambia, la irrupción del online impactará en la línea de flotación del presencial”. No obstante, sí atisbo una consecuencia positiva: “Se debe aprovechar el marketing online para que la gente juegue en nuestro negocio presencial”.

Una de las empresas españolas más internacionales, Egasa, estuvo representada en Burgos por su presidente, José González, que se mostró muy rotundo al afirmar que la convergencia entre el offline y el online “es una exigencia”. Aseguró que el advenimiento de la modalidad virtual favorecerá al negocio físico y redundará de manera positiva en la imagen que del juego se tiene en la calle. El sector, sentenció, “tiene que tener amplitud de miras”.

En desventaja se encontraba, teóricamente, Sasha Michaud, presidente de la principal asociación española de juego online, JDigital. Para él, el sector está viviendo momentos complicados, ya que de los 350.00 usuarios activos mensuales muchos juegan en webs de fuera de España.

Consecuencias de la aplicación material de la Ley de Garantía de Unidad de Mercado

El Congreso dio el pistoletazo de salida con la mesa redonda acerca de la ley de garantía. Un tema, el de los tributos, que también es fijo en todos los eventos y congresos. Tomó la palabra el director general de Ordenación del Juego, Carlos Hernández, que, obviamente, defendió la normativa. Para él, el sector debe pensar en positivo y “apostar por la ley”.

Juego Online España

Muchas más divergencias mostró José Feliciano Morales, director general de Tributos y Juego de Castilla-La Mancha. Unió el asunto de la ley y los tributos con, de nuevo, las dos modalidades de juego, para afirmar que no pueden apoyar una unidad de mercado en el online y que no se apliquen medidas iguales en el presencial.

Para él la ley tiene “mucha potencialidad, pero necesita convencer”. El proceso de aplicación, expuso, debe ser tranquilo y sin traumas. “Hay que hacer una evolución, no una revolución”.

Una buena cantidad de sugerencias dejó sobre la mesa Carlos Lalanda, socio fundador de Loyra Abogados. En su opinión, habría que fomentar otra regulación supletoria, crear un registro central, apoyar la conferencia sectorial para acuerdos de mínimos y realizar un convenio en el que se aclaren las especificaciones básicas de las máquinas, autorizaciones, inscripción en registros y vías de comunicación entre comunidades autónomas. Todo esto, y mucho más, hay que hacer, según Lalanda, antes de aplicar la Ley de Garantía de Unidad de Mercado.

Máquinas bajo servidor a debate

Tragaperras EspañaEn la actualidad hay en Castilla y León 14.308 máquinas de tipo B instaladas en establecimientos de hostelería. Además, existen 21 bingos, 44 salones de juego y tres casinos.  

La presencia de tragaperras B en bares, restaurantes, etc, fue otro de los temas tratados. Javier Urban, responsable de I + D de Novomatic Gaming Spain, aseguró que, antes de dar el salto a las máquinas tipo B, o basadas en servidor (SBG), debería producirse “una transición hacia la máquina de vídeo”.

“Tengo dudas”, con esta frase dejó claro Enric Barba, director general de la división B2B de Cirsa, que la instalación de tragaperras B en hostelería no le convence en absoluto. En su opinión, los altos índices de desempleo hacen que se hayan reducido sobremanera los importes jugados en SBG, lo que complica en demasía hacer frente al “coste operativo y de mantenimiento”. “¿Quién paga esta fiesta?”, pregunto de forma irónica. Según Barba, es mentira que la recaudación aumente con las máquinas B y las pruebas que se han hecho al respecto han fracasado.

Y en el extremo opuesto de la balanza se situó Luis Miguel Cabeza de Vaca, del gabinete de Presidencia de Codere. Expresó este su apoyo total a las SBG y señaló que ha cambiado el modelo de negocio. Tienen que variar también, dijo, “los parámetros de los operadores y la administración”.

Con las palabras de Luis Miguel Gago, director de Ordenación del Territorio y Administración Local, finalizó el XI Congreso de Juego de Castilla y León que, como apuntó, fue un éxito de público. La junta ya piensa en la próxima edición de este acontecimiento que se ha convertido en una cita ineludible en el calendario de eventos de juego en España.