La polémica por las apuestas en bares de Aragón se recrudece

La polémica por las apuestas en bares de Aragón se recrudece

Publicado el 12/02/15 - por Óscar F. Civieta

La Comisión del Juego debatirá acerca de las apuestas en hostelería. Los dueños de salones, que no fueron invitados, aseguran que todo el mundo está en contra.

 

La polémica por el asunto de la posible instalación de terminales de apuestas deportivas en establecimientos de hostelería en Aragón continúa in crescendo; y no tiene visos de atemperarse a corto plazo. La decisión parece cercana y las voces discordantes se multiplican por momentos. El siguiente capítulo se vivirá el próximo 18 de febrero cuando se reúna la Comisión del Juego. A esta reunión no han sido invitados los miembros de la Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA), lo que ha prendido, más si cabe, una mecha que ya humeaba.

Casino Top Lists se puso en contacto con el presidente de AESA, Raúl Rubio, después de que el pasado 5 de febrero recibieran una comunicación del Gobierno de Aragón en la que se les informaba de que, al no formar parte de la comisión, no estaban invitados a la reunión del día 18. Además, en lo que más parece un intento de calmar unos ánimos que preveían que se iban a alterar, que un modo real de buscar el, teóricamente, necesario consenso; también les adjuntaban el Proyecto de Decreto para que manifestaran su opinión.

El presidente declaró a esta web que llevan desde 2007, año en el que fundaron la asociación, solicitando que les incluyan en la Comisión del Juego  y que les van “dando largas”. Esta comisión se creó en 2001, cuando eran pocos los salones de juego que funcionaban en la comunidad. Entiende, por tanto, Rubio, que no fueran miembros de inicio; pero en la actualidad, subrayó, hay más de 110 salones y son, dentro de la industria del entretenimiento, “el sector que más empleo genera”.

A pesar de no ser parte de la comisión, recordó el presidente, sí les habían invitado a otras reuniones, “con voz, pero sin voto”. Ergo, esperaban que se les tratara igual en este caso. Desde AESA ya enviaron una queja formal a la Dirección General de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón.

“Todo el mundo en Aragón está en contra de las apuestas en hostelería”

La no invitación de AESA es un elemento adicional que no hace más que intensificar el rechazo y la creciente indignación entre los operadores. La idea de la instalación de terminales de apuestas en hostelería ronda por la cabeza de Javier Artajo desde hace ya mucho. Hace un año, recordó Rubio, “se consiguió parar”. Durante todo este tiempo “han estado haciendo el paripé. Nos mandaron un texto para que hiciéramos alegaciones y no nos han escuchado. Es inalterable”.

Salón Juegos

Llama la atención el presidente de AESA sobre lo que dice la Ley 2 de 2014 en la que, señaló, “la idea era que si había consenso se sacaría un decreto en 2015, pero no lo hay, todo el mundo está en contra”. La asociación envió una misiva a la consejería  en la que muestran “su total y completo rechazo a la celebración de la comisión”.

Señalan también en la carta que, tal y como se dijo en su momento, la aprobación del decreto de implantación “se circunscribía a un necesario consenso entre todos los integrantes del sector”. La comisión, terminan, “debe convocarse cuando exista este consenso, y no para llegar a él”.

Son muchos los operadores aragoneses que se han sumado a esta petición y que han prestado su firma: Recreativos Fiesta S. A., Jomesa S. L.,  Recreativos Agustín Plaza S. A., Comercial Distribuidora de Automáticos S. A., Heraclio Machines S. L., la Agrupación Automáticos Valle del Ebro o Tecnogisa S. L., son solo algunos de ellos.

Aseguró Raúl Rubio que llama la atención el tremendo interés de Javier Artajo por autorizar estos terminales. Sorpresa que estriba, sobre todo, en el hecho de que “el director general haya dicho ya en muchos foros que no va a seguir en su cargo”. Da la sensación, dijo, de que “saldrá sí o sí”. “Estamos en sus manos, ahora mismo si en España un Gobierno quiere sacar una norma, digas lo que digas, la va a sacar”.

“En el proyecto hay muchas barbaridades”

La autorización podría traer aneja una serie de irregularidades y problemas difíciles de soslayar, según el presidente. Por ejemplo, apuntó, en los establecimientos de hostelería no se podrá ejercer el control de prohibidos que, sin embargo, sí se aplica en casinos y salones de juego en general. Es decir, una persona que no pueda jugar, por encontrarse en el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego (RGIAJ) de la Dirección General de Ordenación del Juego (DJOG), sí podrá apostar en los bares.

Esto ya de por sí supone un significativo inconveniente, pero la problemática puede ir a más, indicó Rubio, cuando el cliente en cuestión consigua un premio superior a los 200 euros, ya que estos han de abonarse en salones y bingos. Al ir a cobrar su dinero aparecerá en dicho registro “y no le pagarán su apuesta”.

Los hosteleros a favor

El presidente de la Asociación de Empresarios de Cafés y Bares de Zaragoza, Pedro Jiménez, ya aseguró a esta web que ellos recibirían con los brazos abiertos la nueva normativa. Rubio también envía un mensaje y les insta a consultar las webs de las comunidades autónomas en las que estos terminales ya funcionan: Valencia, País Vasco, Navarra, La Rioja y Galicia. Allí verán, explicó, que cada terminal de hostelería mueve, aproximadamente, 35.000 euros al año en apuestas, y que de eso se paga un 1%; por lo tanto, “el hostelero ganará 350 euros al año”.

Por añadidura, continuó Rubio, el hecho de que se vayan a autorizar 1.000 terminales de apuestas y de que en Aragón haya 4.000 bares puede provocar que muchos de los que ansían que esta nueva oferta de ocio “les lleve movimiento al bar”, vean como sucede lo contrario, ya que sus clientes se marcharán al de al lado, que es en el que sí han autorizado la instalación del terminal.

La queja formal ya es una realidad. La adhesión de importantes operadores aragoneses, también. Confía Rubio en que en la comisión prime “la cordura y lo paren”. Si no, “a lo mejor hacemos la primera manifestación del juego en Aragón”, concluyó.