Juego Responsable en los Casinos Online


Cuando el juego toma las riendas, este domina al jugador@. Y ahí tenemos un problema. Los juegos existen para que las personas se diviertan y lo pasen bien. Si se hace por necesidad, para ganar dinero o porque no se puede dejar, hay que tomar medidas ante



Todas y cada una de las personas que deciden jugar online deben tener muy claro que esta actividad puede provocar adicción y crear problemas reales y graves. No hay que prohibir el juego, tampoco ponerle trabas. La oferta debe existir. Igual que hay tabaco, alcohol, y muchas más cosas que pueden provocar adicción.

OnlineGamePlayerEs competencia de cada uno saber si  se está cerca de cruzar la delgada línea que separa la diversión del enganchamiento. Y si el jugador no se da cuenta, son las personas que están alrededor las que tendrán que mantenerse ojo avizor.

¿Qué es la ludopatía?

La ludopatía es un problema muy grave. Desde CasinoTopLists queremos ayudarte a evitarla. Es una enfermedad que no solo causa dificultades e inconvenientes a la persona que la padece, sino que también afecta sobremanera a todos los que la rodean.

Es importante leer e informarse sobre la adicción al juego. Sólo así adquirirás las defensas necesarias para no llegar a ese nefasto límite y, en el peor de los casos, también tendrás algunas de las armas para salir de ese pozo si has entrado.

Apostar es divertido. Ganar, aún más. Pero se debe hacer de manera responsable.

¿Qué es el juego patológico?

Lo normal es que los juegos de azar sean compatibles con la vida normal de las personas. En los juegos online debe buscarse el entretenimiento, la distracción, la felicidad o el equilibrio. Pero siempre manteniendo una vida social y familiar plena.

El juego patológico consiste en una adicción compulsiva al juego. Una enfermedad que, como otra cualquiera, requiere tratamiento y atención profesional especializada.

Este problema no es nuevo. Dicen los libros que los emperadores romanos Augusto y Claudio eran adictos al juego. También literatos como Góngora  o Dostoievsky. Este último plasmó sus experiencias en la obra El jugador, citada en algunos artículos sobre ludopatía de nuestra web.

Desde una perspectiva psicológica, los juegos de azar son un reto a la suerte, un sueño onírico de que las cosas cambien como por arte de magia. El juego es divertido cuando hay un control y un placer, y deja de serlo si implica sufrimiento y descontrol, llevando a la persona a la pérdida de su libertad de decisión.

Las empresas que se dedican al juego de azar online han cambiado sus políticas respecto a este asunto en los últimos tiempos. Hasta no hace mucho, las terapias a las que se sometían los ludópatas tenían una base: abstinencia absoluta. Sin embargo, eso es algo que está cambiando.

¿Soy adicto al juego? Test de adicción al juego

El juego es adictivo. Si se elige la modalidad del juego online, puede ser aún más peligroso porque la diversión de jugar en Internet es mayor. Pero no se trata de ver el juego en red como un problema, ni mucho menos. Divertirse en el mundo virtual es algo que está muy bien. Deberíamos alegrarnos de vivir el desarrollo tecnológico cada día. Lo único que debes hacer es tener cuidado y estar muy atento a las alertas de advertencia.

Aquí te ofrecemos una seria de síntomas que, en la gran mayoría de los casos, denotan que se sufre una adicción o que se está cerca de ello:

  • ¿Gastas más dinero del que habías planeado en un primer momento?

 

  • ¿Pierdes el sentido del tiempo y las sesiones de juego son mucho más largas de lo estipulado?

 

  • ¿Continúas apostando hasta que pierdes todo el dinero?

 

  • ¿Te disgustas con facilidad cuando algo o alguien te interrumpen durante el juego?

 

  • ¿Tratas siempre de recuperar el dinero perdido?

 

  • ¿Cada vez dedicas más tiempo al juego y a pensar en él?

 

  • ¿Necesitas hacer apuestas más altas con tal de conseguir cierto grado de emoción?

 

  • ¿Tienes grandes presentimientos de que ganarás mucho?

 

  • ¿Piensas que perdiste por no jugar bien?

 

  • ¿Mientes a tus amigos acerca del dinero que gastas apostando?

 

  •   ¿Es el juego lo primero para tí? ¿Detrás van la familia, los amigos o el trabajo?

Si la mayoría de tus respuestas son afirmativas debes tratar el tema con alguien cercano y debes seguir una serie de pasos:

¿Cómo tratar un problema de adicción al juego?

Jugador de Cartas que ha perdido1. Admitir el problema

Si lo niegas, siempre lo tendrás. La adicción no es algo que elijamos y tampoco se puede detener cuando nos dé la gana. La única manera de comenzar a tratar un problema es admitir que se tiene.

2. Obtener ayuda

No estás solo y, por supuesto, no eres el único. Los problemas con el juego son tan viejos como el juego en sí. Ya en la antigua China se jugaba. Después de admitir una adicción, lo mejor es dejarse aconsejar y ayudar. Apoyarse en personas que hayan pasado por lo mismo. Hacer lo que dicen, aunque parezca duro o inútil.

La responsabilidad social de las empresas del juego

La responsabilidad social que defienden las empresas destinadas al juego de azar va dirigida a generar en la comunidad una cultura sana del juego. Se pretende desarrollar una industria del entretenimiento estatuida al amparo del sano esparcimiento. El objetivo es facilitar a los potenciales clientes las armas necesarias para detectar los riesgos.

Las empresas deben comunicar debidamente a los clientes las verdaderas características del juego y dejar muy claro que  la ludopatía se presenta en porcentajes muy bajos, teniendo en cuenta al conjunto de la sociedad, ya que ésta suele ir asociada a otros trastornos de la personalidad.

La industria del juego se ha comprometido a promocionar un juego responsable y minimizar al máximo el daño a los consumidores.

Lo ideal sería diseñar un entorno de juego no adictivo, proteger a los menores y a las personas en riesgo, identificando a los jugadores problemáticos para tratarlos adecuadamente y poder derivarlos a los recursos asistenciales adecuados.

Habría que restringir el número de lugares de juego, fijar límites a las apuestas, establecer una demora en el cobro de los premios, controlar el consumo abusivo de alcohol y publicitar el juego responsable y los lugares destinados al tratamiento del juego patológico.

En lo que se refiere a la identificación de los jugadores problemáticos, se requiere formación especializada de los empleados de los lugares de juego o de las casas de apuestas. Asimismo, es fundamental que estos trabajadores adopten un papel proactivo en la identificación de este tipo de usuarios, en función de variables como la frecuencia de las visitas, gastos de dinero, conductas antisociales, reacciones emocionales negativas, etc. 

Establecer los objetivos del juego responsable

Establecer los objetivos del juego responsable en los cibercasinos o en las casas de apuestas online tiene sus dificultades añadidas. Internet facilita la exposición al juego a personas que, de otra forma, no podrían acceder a las apuestas. Característica que hace más difícil la protección de los menores.

El juego online está disponible las 24 horas del día, es decir, el ansia se puede satisfacer inmediatamente. Se juega de manera anónima y solitaria, y como el dinero que se utiliza es virtual, los controles inhibitorios personales se disipan sin que, ni siquiera, te des cuenta.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, los retos del juego online deberían ser la verificación de la edad, aunque sea indirectamente restringiendo el método de pago con tarjetas de crédito, establecer límites de gasto y tiempo jugado, ofrecer la posibilidad de autoexclusión y efectuar pausas obligatorias entre apuestas.

Como con cualquier otra adicción, la mejor manera de no caer en ella es prevenirla. Y eso debe hacerse desde una pronta edad. Sería bueno que en el colegio se llevaran a cabo programas educativos destinados a tal efecto.

Desde el punto de vista terapéutico, el juego responsable no es un objetivo válido para los ludópatas propiamente dichos, pero sí que puede serlo para los jugadores que aún no padecen la enfermedad o en los que ésta da sus primeros pasos. En general tienden a aceptar mejor este juego responsable que la abstinencia total.

En cualquier caso, todas las partes implicadas deben responsabilizarse. La colaboración desde distintos frentes es la única manera de terminar con la adicción al juego. No deja de ser curioso que las principales iniciativas en este sentido haya surgido por parte de los establecimientos y empresas que se dedican al juego, ya sea en su modalidad online o presencial.

Para ampliar información sobre este tema, quizá te interese visitar en nuestra web: procesos psicológicos implicados en el juego.