¿Evitar el Blanqueo de Dinero con un Impuesto a los Premios de Loterías?

Publicado el 16/10/12 - por Veronica de Castro

A los premios de lotería se les va a añadir un nuevo gravamen que, se espera, luchará contra el fraude fiscal.

Los premios de Loterías y Apuestas del Estado (LAE) siempre se han encontrado exentos del pago de impuestos, al menos hasta ahora, ya que según la Ley 35/2006 así se establecía, aunque para los Presupuestos Generales del Estado para 2013, se han anunciado reformas al respecto aprobadas por el Gobierno.

El nuevo impuesto se aplicará a los premios de Loterías superiores a los 2.500 euros, que gravarán un 20%. Con esta medida se pretenden recaudar 824 millones de euros, según los cálculos del Gobierno. Además los ganadores de cantidades superiores a esa cifra tendrán que identificarse, con lo que se dificultará el uso de los billetes premiados para blanquear capitales.

Evitar el Blanqueo de Dinero

Al no tener impuestos los sorteos de Loterías y Apuestas del Estado, en ocasiones (más de las que la gente se piensa), se compraban los boletos premiados a los particulares ofreciéndoles un poco más de dinero que el propio premio, de este modo el particular gana más que su premio y el comprador aunque pierde un poco, le permite blanquear capitales de dudosa procedencia. Por este motivo la identificación de los ganadores puede luchar contra este sistema.

Desde Hacienda se ha reconocido que el nuevo gravamen puede afectar, ya que Loterías aporta 6.000 millones de euros al Fondo de Liquidez Autonómico y un descenso de la cantidad de ingresos, por la reticencia del usuario frente al nuevo impuesto, podría suponer problemas para encontrar financiación.

Impuesto a todos los Sorteos

Este nuevo impuesto va a aplicarse a todos los premios de lotería, no sólo los públicos y no se le va a restar competitividad ni atractivo a Loterías y Apuestas del Estado en comparación con otros sorteos, ya que a la ONCE y Cruz Roja, ambas entidades también se beneficiaban de dicha exención, se les aplicarán. A pesar de esto, sí que puede afectar en los beneficios de Loterías y Apuestas del Estado ya que con este impuesto el juego puede disminuir y, por tanto se pueden reducir drásticamente los ingresos.

Desde Hacienda se defienden alegando que únicamente afectará al 40% de los premios, que se concentran en un 0,1% de los jugadores de lotería, y que por tanto pocas personas se verán afectadas respecto al total de jugadores.