El Gobierno venezolano podría reabrir los bingos de Puerto La Cruz

El Gobierno venezolano podría reabrir los bingos de Puerto La Cruz

Publicado el 12/03/15 - por Óscar F. Civieta

Siete salas se clausuraron hace casi cuatro años en el norte del país. Las autoridades regionales no cesan en sus quejas por el turismo y los empleos perdidos.

Han pasado ya casi cuatro años, el 18 de julio de 2011, desde que la Comisión Nacional de Casinos (CNC) de Venezuela decretara la clausura de siete salas de bingo en Puerto La Cruz. Desde ese momento, las autoridades regionales no han dejado de mostrar su enfado por el turismo y los empleos perdidos. Según diversas fuentes, el Gobierno de Venezuela podría estar estudiando la reapertura de, al menos, algunos de ellos.

Los establecimientos cerrados fueron el Bingo 77, Caribbean Bingo, Gran Casino Puerto La Cruz, Gainer’s, Paladium, Platinum y Star 33. Todos ellos ubicados en Puerto La Cruz, en el estado de Anzoátegui. Tal y como publicó el diario venezolano El Tiempo, la administración estaría negociando la apertura (en el primer semestre del año actual) del Gran Casino Puerto La Cruz, el Paladium y el Caribbean Bingo. Una voz más que autorizada, como la del diputado a la Asamblea Nacional en Anzoátegui, Marcos Figueroa, dio validez a los rumores, argumentando que “el gobierno nacional busca recursos”.

El turismo descendió un 20% por el cierre de los bingos

Aunque pueda parecer exagerado, y más tratándose de un lugar con suficientes atractivos ajenos al juego, las autoridades cifraron en un 20% la merma sufrida en la demanda turística. Así lo explicó el presidente de la Cámara de Turismo de Anzoátegui (Caturanz), Gabriel Laclé. Este señaló que la ocupación hotelera en el momento de decretar el cierre (en pleno comienzo de la campaña de verano) era del 90% durante los fines de semana. Bajó al 70% cuando la oferta de salas de juego se desvaneció.

De mayor gravedad aún son las cifras de empleos perdidos. El presidente de Sotillo (capital de Anzoátegui) en el momento del cierre, Stalin Fuentes, cifró estos en 2.500 directos y 500 indirectos. Más lejos fue la Cámara Venezolana de Bingos y Casinos (Cavebin) que situó en 100.000 el número de personas que perdieron su empleo en todo el país. Se supone que eran puestos de trabajo que emanaban de las salas de juego de Puerto de la Cruz.

Esto sucedió en 2011, pero desde Sotillo no se ha dejado de protestar en ningún momento. De nuevo Fuentes apuntó en abril de 2012 que la administración regional dejó de percibir 14 millones de bolívares procedentes de los impuestos de estos establecimientos.

Las cifras crecieron exponencialmente un año después, concretamente en enero de 2013. En esta ocasión fue la encargada de la Dirección de Administración Tributaria, María José García, la que estimó que, en un año y medio, el municipio había dejado de percibir 25 millones de bolívares.

Montantes engordados, o no, desde Puerto de la Cruz esperan con ansiedad que los rumores de una futura reapertura sean ciertos. Parece que solo así dejarán de reclamar lo que aseguran haber perdido.