Cataluña también en contra de la regulación de las tragaperras online

Cataluña también en contra de la regulación de las tragaperras online

Publicado el 13/03/14 - por Óscar F. Civieta

La Patronal del Juego Privado de Cataluña (Patrojoc) ha sido la última organización empresarial autonómica en salir a la palestra para criticar la regulación de las tragaperras (slots) online que propone el Gobierno de España.

 

Porque al Ministerio de Hacienda, con Cristobal Montoro a la cabeza, no paran de salirle enemigos. El anuncio, el pasado 19 de febrero, de esta legalización, ha supuesto un continuo goteo de críticas salpicado con muy pocas voces favorables a la medida.

Patrojoc no ha perdido el paso y se ha unido con sus a otras comunidades como Castilla y León, Aragón o Murcia. Lo ha hecho de una manera realmente clara y concisa: con un comunicado en el que enuncian las razones principales por las que no aceptan esta normativa.

Aducen que esta regulación iría en contra del consumidor, fomentaría la ludopatía y podría generar el despido de 80.000 trabajadores en toda España. El hecho de que el borrador autorice a los operadores online a no establecer un límite en las apuestas es, para Patrojoc, un oprobio para los principios de juego responsable que priman en la modalidad presencial.

Denuncian también el, según ellos, agravio que supone que el juego online no tenga cotos en los que a publicidad se refiere y que el presencial si esté sujeto a ellos. La posibilidad, dicen, de instalar terminales online en lugares públicos “atenta frontalmente contra el juego presencial”.

Todo lo argumentado supone que el borrador “vaya en contra de la Ley del Juego de 2011 que debía buscar la armonía entre la modalidad presencial y online”. Y esta nueva normativa, apuntan, genera una oferta “muy divergente”.

Lejos de amilanarse, el Gobierno de España inició esta semana el trámite de información pública e hizo público un informe acerca de lo que la nueva legislación podría suponer para las arcas estatales. En concreto, estiman que los españoles jugarán unos 814 millones de euros, lo que redundaría en un beneficio neto para el Estado de 22,5 millones.

El ministerio está decidido a seguir adelante con su decisión, a pesar de la plétora de críticas que está recibiendo. Los representantes autonómicos esperan, al menos, ser escuchados y que algunas de sus peticiones puedan tener cabida en el texto definitivo. Eso ansía Patrojoc y el resto de asociaciones comunitarias. Mientras tanto, los empresarios catalanes seguirán haciendo presión en varios frentes: las slots online, por supuesto, y el interminable Barcelona World.