Cataluña, la futura meca del juego

Cataluña, la futura meca del juego

Publicado el 17/02/12 - por Veronica de Castro

La Generalitat de Cataluña está recibiendo últimamente muchas ofertas para la construcción en la comunidad de una ciudad de casinos.


Según afirmó el lunes pasado el consejero catalán Francesc Xavier Mena, Cataluña ha recibido una oferta de unos empresarios chinos que están muy interesados en crear en la comunidad un espacio de ocio similar al que Sheldon Adelson quiere construir con el proyecto de Eurovegas.

El conseller catalán habla en Catalunya Ràdio sobre los primeros contactos de la comunidad con los empresarios chinos, los cuales ya han creado unas infraestructuras similares en China y están muy interesados en crear un proyecto similar aquí en España. Francesc Xavier Mena afirma también que este no es el único proyecto que han propuesto en la zona y que hay otros proyectos semejantes.

Aunque Cataluña no se ha decidido por ningún proyecto todavía, ha enviado ya a los EEUU los cuatro posibles lugares donde se puede llevar a cabo el complejo de ocio según las demandas de Adelson, los lugares pueden ser EL Prat de Llobregat, Abrera, Gavà y Montcada i Reixac.

La noticia sobre los empresarios chinos llama la atención en este momento en el que el gobierno catalán está pensando la posibilidad de la creación de Eurovegas. Es como si se tratara de una estrategia para que Adelson se dé cuenta de que tienen más ofertas de creación de complejos de ocio y se vea con la necesidad de suavizar las condiciones que este exige.

EL macrocomplejo ha llevado a los encargados del gobierno a indagar sobre las ventajas y los inconvenientes urbanísticos de la creación del mismo. Además del número de hectáreas y la comunicación con la capital, Sheldon Adelson ha pedido como condición para el complejo un gran número de requisitos difíciles de cumplir, hecho que probablemente haya repercutido en la oferta proveniente de China y en el interés mostrado desde la Generalitat.

El Prat de Llobregat es uno de los cuatro lugares y el que mejor está comunicado con el centro de Barcelona ya que está muy cerca del aeropuerto y del puerto. Por otra parte, el terreno del que se dispone en El Prat tiene 163 hectáreas, aunque se cree que no son suficientes para llevar el proyecto adelante.

No todo son ventajas en este proyecto porque parece que en la zona donde se quiere construir hay un límite de altura de los edificios por su proximidad al aeropuerto y además los técnicos no apoyan el hecho de que haya una zona residencial cercana al complejo por las quejas que puedan darse en contra de los casinos.